El antropoceno y la quema de combustibles fósiles.

Prestamos en 24 horas

En los artículos anteriores hemos reflexionado sobre dos de las principales causas del cambio climático, agregamos el tercero y último, que a nuestro parecer son las más importantes y que son provocadas por el hombre, existen otras causas, pero las mismas son de carácter natural.

Como es bien sabido, si hay un producto del cual la humanidad depende tanto en la actualidad es el petróleo, de esta sustancia  se obtiene combustible para autos, barcos, aviones, trenes, motores estacionarios, se utiliza para fabricar objetos de plástico, aceites, fertilizantes, insecticidas, pesticidas, juguetes, árboles navideños, muebles, láminas para techo, envases para alimentos y bebidas, queroseno, parafinas, forros de aparatos eléctricos, pintalabios, dentaduras, pastas dentales, aretes, collares, calzado y un sinfín de etcéteras. Un hecho importantísimo de señalar es que en la actualidad, ya se está produciendo algunos tipos de comida sintética, derivados del llamado “Oro Negro”.

Historia

Heródoto (historiador griego, nacido  probablemente en el año 484 antes de Cristo) da fe, de que esta sustancia ya se utilizaba en Babilonia en la construcción de muros y torres. En tanto que en el Imperio Persa el petróleo se utilizaba con fines medicinales y para iluminar las viviendas de las clases altas de la sociedad; mientras que en Bagdad, las primeras calles estaban pavimentadas con alquitrán, que es un derivado del petróleo, el cual se obtenía de forma natural de los campos de la región. Datos relacionados a la producción de este combustible, indican que  en el siglo IX, ya se explotaban campos petrolíferos en Azerbaiyán  (información no fidedigna), según esto, el uso del petróleo es más antiguo de lo que la mayoría cree.

 

El estatus actual del petróleo como componente integral de la sociedad, la política y la vida moderna, se origina en los primeros años del siglo XX.   La invención del motor de combustión interna en la segunda mitad del siglo XIX puso en auge el uso de este recurso,  a la vez que lo situó como una de las principales influencias de la economía de aquel tiempo, al igual que en la actualidad.

Desde aquel entonces, la producción de combustibles derivados del petróleo han ido en aumento, la competencia global sobre todo de los países desarrollados, así como  el deseo de acaparar las áreas geográficas ricas en este recurso, han originado  guerras entre países vecinos, invasiones de unos países sobre otros, expulsión de gobiernos legítimamente constituidos, destrucción de ciudades enteras, así como montañas, valles, ríos, expulsión y/o exterminio de poblaciones y culturas, contaminación de océanos, así como la muerte de la flora y la fauna en proporciones gigantescas, etc.

El aumento de la exploración y explotación  ha sido vertiginoso  y de forma alarmante, al extremo que en la actualidad los países tanto productores como consumidores están dando la voz de alarma, informando que en poco tiempo el mundo se quedará sin el producto alrededor del cual gira la vida de toda la humanidad. Los siguientes datos sobre producción del combustible fósil y el aumento del mismo pueden servir de referencia; U.S.A. en el año  1859, producía 2.000 barriles al día, en la actualidad  algunos medios de información indican que en el año 2018, produjo 11 millones de barriles diarios, en tanto que la producción rusa del año 2018, fue de 10 millones 654 mil barriles diarios, esto solo para citar a dos de los países más grandes. Guatemala por ser un país pequeño produce 8977 barriles al día.

Por otro lado, en el año 2018 la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) bombeó 32.64 millones de barriles de petróleo por día. A simple vista la cantidad de crudo que se extrae diariamente es descomunal, situación que nos lleva a pensar en los grandes vacíos que quedan en los lugares de donde se extrae, por simple curiosidad, ¿qué problemas pueden ocasionar esos grandes abismos que se producen en las profundidades del planeta? ¿Los terremotos tan frecuentes hoy día, tendrán algo que ver con esto?

En relación al consumo mundial de combustibles se calcula en  cien millones, setecientos mil barriles diarios para el año 2018. A guisa de ejemplo   podemos citar los siguientes datos: para el año 2010, el consumo diario de  Estados Unidos fue de 19.150,000, China 9.400,000, Japón 4.452,000, India 3.182,000, Guatemala 71,000 barriles diarios.

Ante esta realidad podemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿Qué daño ocasiona al planeta la quema de los combustibles fósiles? El dióxido de carbono (CO2) que se produce por la quema de combustibles fósiles, el carbón, el petróleo y el gas natural, más la descomposición de materiales orgánicos, la fermentación, así como la combustión de madera, leña, pastizales, etc., vierten al espacio una gran cantidad de desechos, los que al irse acumulando, impiden que los rayos solares que ingresan a la tierra, puedan volver al espacio, convirtiendo el planeta en un gigantesco invernadero, el calor que actualmente se percibe en todo el mundo da fe de lo dicho, por supuesto que este calor irá aumentando gradualmente en los próximos años. El elemento esencial para la vida actual, es a la vez la sustancia que hoy por hoy empuja a la humanidad al precipicio y a la muerte.

Otro de los efectos de la quema de combustibles es la lluvia ácida, que es el resultado de la combustión de derivados del petróleo, esta actividad libera una gran cantidad de dióxidos de azufre y nitrógeno que en contacto con los gases de la atmósfera, reaccionan y se precipitan sobre la superficie terrestre en forma de ácidos, lo que aumenta la acidificación del agua. Esta acidificación tiene grandes efectos negativos en toda la estructura terrestre, daña la vegetación, corroe los edificios, las estructuras metálicas así como los vehículos, acelera la contaminación de la tierra, etc.

Conclusión

“El deseo maligno de la humanidad y la tentación vana de una vida de placer y abundancia, sin respeto a la naturaleza, sin oposiciones ni contendientes, más el prurito narcisista de creerse el rey del universo, impiden al hombre vencer a su adversario que es él mismo, lo lleva al despeñadero del que no podrá retornar”, lo lindo es que lo hace consciente e inteligentemente.

Eduardo Tuyuc C.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *