El lenguaje como elemento de comunicación fraterna o como medio de dominación ideológica

Prestamos en 24 horas

PRIMERA PARTE 

Los expertos en la historia de la humanidad sostienen que, probablemente  el homo erectus tardó medio millón de años en domesticar el fuego y tres cuartos de millón de años en adaptarse al frío, sostienen también, que muchos artefactos culturales fueron producidos antes de que apareciera el lenguaje.

El  desarrollo del lenguaje pasó por varios y distintos procesos a lo largo de miles o millones de años, en el principio, cada bípedo aprendía sólo lo que era capaz de aprender por sí mismo. Cada nueva generación empezaba desde el principio, cuando morían los viejos, toda la sabiduría acumulada por éstos moría con ellos, encerrada para siempre en sus cerebros.

La mimesis que es el aprendizaje por imitación, producía un aprendizaje muy lento, sin embargo,  el paso a la mimesis permitió dividir la historia en dos, por una parte, la comunicación más primitiva sin el uso de ningún signo gestual o imitativo y la comunicación mimética que posteriormente dio origen a lo mítico, que es tema para otro argumento.

La adquisición del lenguaje es quizá el aspecto más importante y polémico en la vida intelectual del hombre ancestral y primitivo junto a la cognición mimética.  Merlin Donald, Profesor de psicología de la Queen,s University, de Toronto Canadá, sostiene que: “la adquisición del lenguaje, hasta donde se sabe, es la característica más importante que separa al homo sapiens (el hombre que piensa) de los demás animales.

En el devenir histórico de la humanidad, se ha desarrollado desde distintas manifestaciones de elementos comunicacionales, tales como la pintura, la música, etc. pero la más significativa en términos de comunicación, es el lenguaje; entender le invención y evolución del lenguaje es fundamental para entender toda la historia del  propio hombre.

Las técnicas de caza en el paleolítico superior se modifican gracias al desarrollo del lenguaje, y aunque el antropólogo George Schaller sostiene que los leones cazan a sus presas en  grupos, con bastante éxito, a pesar de que carecen de algún tipo de lenguaje; es muy difícil afirmar que cuando el hombre empezó a cazar grandes animales, tenía necesariamente algo más que los rudimentos del lenguaje, que a pesar de ser rudimentarios, eran lo suficientemente entendibles para ellos.  

El antropólogo Svante Paabo del Instituto Max Plank de Alemania, anunció en agosto del año 2002, que había identificado dos mutaciones críticas que aparecieron hace aproximadamente 200,000 años en un gen relacionado al lenguaje y que luego se difundió entre la población más o menos por la misma época en que los humanos anatómicamente modernos se propagaron y empezaron a dominar el planeta. Este gen mutante, según los investigadores, otorgó a los hombres primitivos, un mayor control de los músculos de la cara, la boca y la garganta, lo que posiblemente proporcionó a estos ancestros un nuevo y rico abanico de sonidos que pudieron servir como base del lenguaje.

Otra teoría sostiene que el lenguaje apareció hace 300.000 ó 400.000 años, e incluso hasta 1 millón de años, tiempo en que el hombre primitivo silbaba o canturreaba de manera rítmica. Un punto de vista sostiene que el lenguaje surgió a partir de los click o chasquidos presentes en algunas tribus del sur de África (los San por ejemplo, o los halzabe) que eran empleados por los cazadores para intercambiar información en la sabana sin espantar a sus presas.

En la época que el hombre pasó de Siberia a Alaska, cuando la población era de más o menos unos diez millones de habitantes, existían tantas lenguas como las que se hablan en la actualidad, es decir aproximadamente 7,000.

Sea como fuere, el desarrollo del lenguaje ha permitido a la humanidad situarse en el nivel actual sobre las otras especies y le ha permitido alcanzar grandes avances, misma que no han logrado las otras especies animales, que con el paso del tiempo y de manera repetitiva, han seguido haciendo lo que han hecho desde el aparecimiento de su especie, probablemente porque no tienen el don del habla.

Continuará…

Eduardo Tuyuc C.

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *