No hay que dejar de hablar de la Corrupción

Prestamos en 24 horas

Quienes están involucrados en casos de corrupción, los llamados anti CICIG (es decir, los que están en contra de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala), gustan que la población guatemalteca deje de hablar del tema.

Los máximos incomodados son los empresarios, quieren parar la lucha contra la corrupción e impunidad liderada por la CICIG y el Ministerio Público, porque están acostumbrados a hacer lo que se les antoja, quieren justicia de acuerdo a sus intereses, autoridades complacientes, subordinados necesitados de un salario.

Aceptan que han cometido ilegalidades, pero consideran que sus acciones no pueden ser catalogados como delitos, son actos naturales y lo normalizan. Alegan que la justicia es selectiva porque son pocos los que a la fecha están acusados.

Con esta afirmación y aceptación de culpa, es importante fortalecer al Ministerio Público, con más presupuesto, equipo técnico y personal, esto ayudará a que más casos sean judicializados y la ley alcance a más personas que han cometido algún acto de corrupción. Hay que hacerles saber porque la corrupción es un delito y cuales son los efectos en la población guatemalteca.

Les molesta porque es una vergüenza no solo para ellos sino para su familia. Por eso es importante medir las consecuencias de cualquier acto.

Es importante entender y comprender que actividad es considerada corrupción. La Convención de las Naciones Unidad contra la Corrupción define como corrupción lo siguiente: La apropiación indebida de fondos públicos, el robo de propiedad estatal y distintos tipos de soborno, monopolio, desvío de dinero, obstrucción de la justicia, tráfico de influencia, lavado de dinero, fraude y abuso de poder.

Por eso es importante hablar con amigos, compañeros de estudio o trabajo, familiares, clientes y con las personas que tenemos a nuestro alrededor y explicarles que es un acto de corrupción. Si se identifican a personas que realizan estas prácticas hay que denunciarlas, porque si no se hace se comete un delito de encubrimiento propio y se contribuye a la corrupción.

Mientras más personas conozcan y hablen de la corrupción, se evitará que este cáncer social se propague. La lucha contra la corrupción e impunidad mejorará el sistema y la condición de vida de los guatemaltecos. Una sociedad informada, es una sociedad con futuro.

Ana Lucía Morales Chalí
Periodista

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *