Prostitución de identidad y política

Prestamos en 24 horas

La participación política es una derecho ciudadano, sin embargo conlleva responsabilidades morales y éticas, no para prostituir la identidad maya de los guatemaltecos, como lo hizo un grupo de ixiles, quienes vistieron con un traje de Nebaj a Zury Riós y Roberto Molina Barreto, binomio presidencial de partido Valor.

La participación debe ser activa y no para caer bien a los políticos, quienes por años han utilizado al pueblo indígena como una maquinaria política, como folclore y objeto, no así como sujeto.

Zury Riós y Roberto Molina Barreto son personas racistas que aceptaron el pasado domingo, vestirse con trajes del pueblo ixil como una actitud políticamente correcta ante los medios de comunicación y diferentes sectores sociales.

Es importante recordar la historia de Guatemala, el padre de Zury, José Efraín Rios Montt, fue uno de los que cometió genocidio en el área ixil y vestirla con el traje local, no es más que una burla para las víctimas ixiles. Rios Montt también promovió el jueves negro y viernes de luto. Barreto es uno de los que simpatizó con Rios Montt y desde la magistratura en la Corte de Constitucionalidad le favoreció para que fuera inscrito como candidato presidencial, pese a la prohibición constitucional por ser presidente golpista. 

Los indigenas en los partidos políticos deben entender y comprender que no solo cumplen con la cuota de pueblos indígenas,  recuerden que cada traje indígena tiene un significado y hay que ser dignos para portarlo.

Vestir a los políticos con un traje, es una muestra de como los partidos políticos y líderes han ejercido el poder sobre los pueblos  indigenas, algo que no debe seguir pasando en esta campaña electoral, NO MAS TRAJES INDIGENAS A POLÍTICOS.

Ana Lucia Morales

Periodista

Comments: 0

Your email address will not be published. Required fields are marked with *