jueves, junio 13

Cómo evitar que Facebook e Instagram utilicen tus fotos y publicaciones para entrenar su inteligencia artificial | Tecnología

Los comentarios relacionados con Meta y la inteligencia artificial (IA) han abundado en X Network desde el fin de semana pasado. Pero no se trata de los últimos avances de la compañía en esta tecnología, sino de algo que toca mucho más de cerca a las personas. Los usuarios de Facebook e Instagram, las redes sociales estrella de la tecnología, recibieron un mensaje informándoles que, a partir del 26 de junio, sus datos se utilizarán para entrenar los modelos de inteligencia artificial de la compañía. Quienes no quieran que sus datos sean utilizados con este fin pueden negarse a hacerlo, pero el camino para hacerlo es largo y arduo.

Por eso, muchos usuarios han difundido en las redes pequeñas chuletas explicativas para conseguir este objetivo. Una de las guías más compartidas fue la del músico, YouTuber y diseñador de productos Martin Keary (@Tantacrul in X).

El anuncio de Meta provocó el rechazo de los usuarios más celosos de su privacidad, que se niegan a permitir que una empresa privada entrene a sus modelos a partir de sus textos e imágenes. Pero las denuncias no están motivadas únicamente por la legítima defensa de la privacidad de los usuarios. Hay sectores profesionales, como los ilustradores y artistas, que ven esta nueva política del Meta como un ataque frontal a su trabajo.

Este grupo está inmerso en una batalla legal en Estados Unidos contra varias herramientas de IA generativa que explotan su trabajo. Un grupo de creadores estadounidenses liderados por Karla Ortiz presentó en enero una demanda contra Stability AI (la empresa responsable de Stable Diffusion), Midjourney y DeviantArt por utilizarlos sin su consentimiento.

“Nos estamos preparando para ampliar nuestras experiencias de IA en Meta (sus herramientas de IA generativa) en su región. (…) Para ofrecerles estas experiencias, nos basaremos en la base legal llamada interés legítimo para utilizar su información con el fin de desarrollar y mejorar la inteligencia artificial en Meta”, indica el mensaje de la empresa de Mark Zuckerberg a sus usuarios.

¿Puede Meta realizar tal cambio en sus términos de servicio? Algunos juristas creen que esto no está claro. Este es el caso de Jorge García Herrero, abogado especializado en protección de datos. “Meta debe argumentar y demostrar que sus intereses prevalecen sobre el derecho de los interesados ​​a hacer lo que se propone hacer”, explica. En este equilibrio juegan un papel muy importante las expectativas legítimas de los interesados, los usuarios de la plataforma. “Es obvio que quienes subieron sus textos hace diez años no esperaban que fueran utilizados para entrenar modelos de inteligencia artificial, ni que sus fotografías fueran utilizadas para perfeccionar modelos de reconocimiento facial, disfrazados comercialmente de ‘Etiqueta a tus amigos’” Él añade. .

Para García Herrero, lo mínimo que debería hacer Meta es garantizar que las personas puedan oponerse al tratamiento de dichos datos. “Esto requeriría un tiempo razonable entre el anuncio de la medida y su efectividad, un proceso de oposición simple y la garantía de que esta oposición será respetada por la organización responsable. Ninguna de estas circunstancias se da”, afirma el jurista.

Problemas para rechazar la nueva política

El proceso para optar por no utilizar sus datos para entrenar la IA de Meta es diferente en Facebook e Instagram. En el caso de Facebook, deberás iniciar sesión desde tu computadora y hacer clic en tu foto de perfil. A continuación, debe ir a «Configuración y privacidad» y seleccionar «Configuración». Luego seleccione “Política de Privacidad” y luego “Derecho de oposición”. Pero no basta con hacer clic en ese botón: hay que rellenar un pequeño formulario especificando que no quieres que los datos de esta cuenta se utilicen para entrenar la IA de Meta.

El viaje de Instagram comienza en aplicación móvil. Debes ir a tu perfil, hacer clic en el menú de tres barras que aparece en la parte superior derecha de la pantalla, bajar hasta donde dice «Información», hacer clic en «Política de Privacidad», luego bajar hasta seleccionar «Objetar a procesamiento», «objeto» y, como en el caso de Facebook, completar el formulario que explica la negativa a utilizar datos en el entrenamiento de modelos de IA.

Muchos usuarios americanos han compartido online que, tras seguir este proceso hasta el final, obtienen una respuesta negativa. Para evitarlo, en el caso de los ciudadanos de la UE, es importante mencionar en ese pequeño texto que se debe cumplimentar el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR). La normativa europea obliga a las empresas digitales a especificar a los usuarios qué harán con sus datos y a autorizarles a bloquear su uso cuando lo consideren oportuno.

puedes seguir La tecnología de EL PAÍS En Facebook Y X o regístrate aquí para recibir el nuestro boletín semanal.