lunes, mayo 27

Consigue que Kubo renueve por la Real Sociedad en vísperas del viaje a París | Fútbol | Deportes

Take Kubo estaba preparado, como suele ser habitual sobre el césped, cuando tras firmar la ampliación de contrato con la Real Sociedad hasta 2026, con la cláusula de 60 millones de euros que ya tenía en su anterior compromiso, declaró: «Espero que no sea el noticia de la semana.» Se refería evidentemente a una buena noticia y también, sin decirlo, al partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones que su equipo disputará el miércoles en el Parque de los Príncipes de París, contra el PSG de Kylian Mbappé. Una situación distinta a la que se vivía el día del sorteo: desde entonces, el equipo francés ha ganado ocho de nueve partidos, mientras que la Real sólo ha ganado cuatro de once.

El equipo donostiarra, que sufre en Liga por el cansancio de afrontar tres competiciones, metido también en semifinales de Copa, pasa la pantalla y afronta con optimismo el reto europeo, pese al revés del sábado en Anoeta ante Osasuna (0-1). Imanol Alguacil, que optó por alinear un equipo sin algunos de sus pesos pesados, habiendo jugado cuatro días antes contra el Mallorca, y con la perspectiva de París por delante, probablemente tendrá que seguir resignándose a la ausencia de Mikel Oyarzabal en el equipo. El miércoles .

El delantero del Eibar sigue sin entrenar por un problema en la rodilla tras verse obligado a abandonar el terreno de juego en los últimos minutos del partido ante el Girona de Montilivi. La suya es, quizás, la baja más significativa que podría tener una Real Sociedad, que empieza a sufrir la falta de goles. El capitán demostró ser el jugador más incisivo del equipo y sin él el equipo txuriurdin, que siempre se acerca con facilidad al área rival, está estancado.

Ante Osasuna, la Real realizó tres remates a puerta, frente a los dos de su rival, que marcó un gol, y el portero contrario sólo tuvo que intervenir en una jugada de peligro, para desviar un disparo de Kubo en la primera parte. Los propios responsables técnicos de su equipo confían en la puesta a punto japonesa, dado que André Silva aún no ha encontrado su camino y Sadiq tampoco. Antes de ir a la Copa de Asia, Kubo había marcado cinco goles en sus primeros siete partidos ligueros, pero luego no marcó del 30 de septiembre al 9 de diciembre, cuando marcó su último gol.

El peso del gol tuvo consecuencias en la clasificación liguera, después de que la Real sumara sólo siete de los últimos 21 puntos en juego. De momento está séptimo, fuera de las plazas europeas -porque actualmente está reservada una plaza en la Europa League para la Copa-, y el Betis le ha adelantado.

Pero la Real no es un club que se preocupe por una mala racha. Así lo comentó Jokin Aperribay, su presidente, en su comparecencia tras la renovación de Kubo. “No es problema reaccionar y estoy muy tranquilo”, señaló. “Será un mes lleno de experiencias. El equipo está muy emocionado. Estamos jugando mejor que el equipo que tenemos delante y no hemos marcado. “Esto sólo se puede superar con trabajo”.

Para Aperribay “estar a estas alturas en tres carreras no es fácil. Siempre es más fácil cuando concentras tus esfuerzos en un solo frente. Estábamos buscándolo y vamos con mucha ilusión a París, pero también al próximo partido de Liga contra el Mallorca y a la Copa». Además, “a todos nos gusta ganar, pero yo soy un gran defensor de la vida cotidiana y no le pongo presión extra. «Si estamos en un febrero que el Real nunca ha tenido antes, querer llegar a los cuartos de final de la Liga de Campeones, querer llegar a la final de la Copa, estar en las posiciones europeas en la Liga, significa que el equipo Lo está haciendo muy bien. BIEN».

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.