jueves, junio 13

Damaris Egurrola: «En el Lyon hay cinco jugadoras que son como mis madres» | Fútbol | Deportes

Damaris Egurrola (Orlando, EE.UU.; 24 años) jugará este sábado la final de la Liga de Campeones en San Mamés con el Olympique de Lyon, pero si las cosas no le hubieran ido mal cuando dejó el Athletic en el verano de 2020, probablemente defendería la Camiseta del Barça, su rival en Bilbao. La centrocampista, que empezó a amar el fútbol gracias a la plasticidad de Ronaldinho, estuvo a punto de fichar por el club azulgrana hace cuatro años, pero el trato se vio interrumpido cuando su ex club le pidió 250.000 euros a pesar de que su contrato expiraba en base a un Cláusula controvertida del convenio colectivo que establece una compensación por el derecho a la formación. Damaris alzó la voz, fue procesada y finalmente se fue al extranjero, donde la ley no se aplica. Estuvo media temporada en el Everton, hasta que el Lyon le pagó 100.000 euros, uno de los fichajes más caros de la historia, en enero de 2021. La centrocampista zurda, pilar clave en el centro del campo de la selección francesa, dice que a veces se imagina lo que sería ese otro La vida habría sido como si las circunstancias hubieran sido diferentes. “No me escondo, se me pasa por la cabeza. Pienso en dónde podría haber terminado, pero hoy estoy muy feliz donde estoy. Llevo casi cuatro años jugando en el club de mis sueños. Fue muy difícil, pero soy una persona que pasa página rápidamente», afirmó en una entrevista con EL PAÍS realizada el lunes.

De padre vasco, madre holandesa y nacida en Estados Unidos -tiene las tres nacionalidades-, Egurrola no sólo se enfrentó a esta disyuntiva, sino que en abril de 2022 tomó la decisión de jugar con Holanda después de que el entonces seleccionador español, Jorge Vilda, casi Habían pasado tres años sin que él la convocara a la selección absoluta. Damaris, que debutó con la Roja en un partido amistoso en mayo de 2019 contra Camerún tras cosechar éxitos en la selección española juvenil, tuvo un intercambio público de declaraciones con Vilda y le acusó de mentir cuando dijo que había intentado contactar con ella. para seleccionarlo. «Tuve que alzar la voz, eso es lo que necesitaba, que la gente supiera la verdad», afirma el centrocampista, que ya había tenido un enfrentamiento con el técnico en el vestuario del Mundial sub-20 cuando le espetó que no No me gusta cómo jugó. El sábado se enfrentará a varios amigos con los que compartió camiseta y éxitos en U17 -plata en el Campeonato de Europa y bronce en el Mundial-, en U19 -oro en el Campeonato de Europa- y en U20 -segundo puesto en el Campeonato de Europa-. Campeonatos mundiales. -: Patri Guijarro, Aitana Bonmatí, Ona Batlle, Cata Coll y Claudia Pina. “Tengo recuerdos maravillosos. A esas edades tienes experiencias extremas viajando a países lejanos y ganándolo casi todo. Los considero mis amigos, hablo con ellos durante toda la temporada, pero cada vez que jugamos unos contra otros dejamos de hablarnos una semana antes. Nos queremos mucho, pero es lo mejor para nosotros cuando está en juego un partido como éste», explica.

Damaris Egurrola entrega un pase durante el partido de vuelta de la semifinal de la Liga de Campeones contra el PSG en el Parque de los Príncipes el 28 de abril.Catherine Steenkeste (Getty Images)

El incidente del sábado es particularmente emotivo para ella. Damaris llegó a España cuando tenía seis años tras vivir en Florida. Su padre Pablo era pelotari profesional allí, pero una huelga de años empujó a la familia Egurrola a trasladarse a Euskadi. “Fue cuando comencé a hacer deporte. Todo al mismo tiempo: fútbol, ​​tenis, pelota vasca a mano, con pala… Probé de todo hasta que tuve que decidirme. Todo el mundo me decía que jugaba mejor al tenis, pero yo escuchaba lo que me hacía más feliz, el fútbol, ​​tener un equipo a mi alrededor. En el tenis, cuando iba a entrenar, estaba muy sola y no me divertía mucho”, dice.

En el fútbol creció hasta debutar en Primera División con el Athletic en diciembre de 2015, cuando sólo tenía 16 años. Ganó el campeonato esa temporada. Anteriormente había sido recogepelotas en San Mamés: “Desde pequeña mi sueño ha sido ganar la Champions, y poder hacerlo en San Mamés, con el equipo de mis sueños, sería aún más especial. Recuerdo que cuando era pequeño veía los partidos del Lyon con mis padres lo mejor que podía en el ordenador porque no los retransmitían por televisión. Hace años vi a mis compañeros jugar la final y esta semana estoy a pocos días de hacerlo yo mismo. Creo que a veces todavía no soy consciente de ello».

Su adaptación al Lyon fue instantánea. Cuando llegó hablaba castellano, euskera, inglés y holandés, y ahora también habla francés. “Existe un gran vínculo entre los mejores futbolistas del mundo. Me ayudaron desde el primer minuto. Hay al menos cinco jugadoras que son como mi madre o mis hermanas mayores. Unos días después, llegaron a mi forma de pensar. Ya en los primeros entrenamientos vi que también teníamos que ganar los rondos”, afirma Egurrola, que no pudo jugar por lesión en la final de 2022 en la que los franceses arrollaron al Barça en Turín. “Estoy muy tranquilo y normalmente no me pongo nervioso, pero este es un caso excepcional. Lo estoy gestionando lo mejor que puedo, pero sin cambiar mi rutina. En la primera final aprendí mucho de mis compañeros, que lo ganaron todo: cómo daban por sentado que se escaparían toda la semana, olvidándose de los datos, de las estadísticas, de quién es el favorito… sólo hay que prepararse. la final lo mejor que puedas», dice.

Vital esta temporada en el centro del campo del Lyon, equipo que ha dominado Europa durante la última década y media con ocho títulos de Liga de Campeones, Egurrola cree que no hay favorito para la final. El Barcelona perdió los dos partidos que jugó contra el Olympique (de hecho, perdió los cinco partidos en total), pero es el actual campeón y vencer al equipo francés tendría un enorme simbolismo: un tercer orejona —el segundo consecutivo— con una victoria finalmente ante el orco del fútbol europeo, una manera de decir que la hegemonía continental podría cambiar: “Este tema no nos preocupa. Todo el mundo conoce la historia del Lyon cuando ve sus registros. Evidentemente el Barça está haciendo las cosas muy bien, pero nosotros también. Es uno de los mejores partidos que puedes ver hoy».

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_