domingo, mayo 26

El Madrid de MVP Campazzo arrasa en Gran Canaria: 105-70 | Baloncesto | Deportes

ACB – habitaciones – día de trabajo 1

Real Madrid

Gran Canaria

De un plumazo, el Real Madrid se quitó de encima las dudas de ser segundo en la fase regular de la ACB tras el Unicaja. El conjunto blanco arrasó en Gran Canaria en el primer partido de los cuartos de final de la ACB con 26 puntos de Musa y 16 de Poirier, y siete asistencias de Campazzo, elegido mejor jugador, MVP, de la temporada, galardón que suma los obtenidos en la Supercopa y la Copa. Un triplete prodigioso al regresar a la Casa Blanca, con las finales del Campeonato y de la Euroliga en el horizonte.

El Gran Canaria recurrió a la fórmula del juego abierto y la competición con un quinteto más móvil que alto para sacar a Tavares de la cueva. Shurna por dentro y Pelos por fuera dieron el primer bocado del partido (0-5) y el Real Madrid inmediatamente explotó el balón para el gigante. Musa entra en acción con una serie de puntos que da la vuelta a la situación (17-11) y el equipo de Lakovic responde sacudiendo las piezas y apretando el tiro desde fuera con muchos tiradores diferentes: Happ, Slaughter, Brussino, Bassas… ( 22 – 23). El equipo de Chus Mateo encajó más de lo habitual en la trastienda ante un rival muy valiente. Ambos equipos vivieron un primer cuarto muy interesante, que finalizó con un triple de Sergio Rodríguez al sonar la sirena: 27-25.

El Real Madrid carga el rebote ofensivo para hacer daño a un Granca que sigue apostando por la agilidad. Rudy Fernández abandonó el partido lesionado por un golpe en la muñeca derecha mientras recuperaba un balón de Slaughter y Sergi Llull defendió la pancarta de los veteranos con dos disparos desde lejos (39-29). Las tropas isleñas, sin embargo, no izaron la bandera blanca pese al regreso al campo de Tavares y Musa, sino que se sobrepusieron a ese tramo de menor finura en su tiro para al menos llegar al descanso de la pelea, 46-38.

Fase final de la Liga Endesa.

Musa es imparable cuando se pone en movimiento y calienta la muñeca, aunque Chus Mateo pide más trabajo en defensa. Con la puntería del bosnio y la inteligencia de Campazzo, el Real Madrid abrió brecha cuando la pólvora grancanaria se mojó por completo. No había forma de anotar disfrutando de las posiciones abiertas y libres (58-44). Ahí acabó la resistencia amarilla. Ya no quedaba nadie que parara a los blancos, se encontraban muy cómodos robando y huyendo. Un parcial de 22-9 dicta sentencia: 77-53 al final del tercer cuarto.

El resultado sirvió para darle a Ndiaye un gran avance y alimentar la conexión Chacho-Poirier. Y que el Real Madrid consiga una victoria realmente contundente que deja al Granca con muchas emociones de cara al segundo partido, este viernes sobre su césped.

REAL MADRID, 105; GRAN CANARIA, 70

Real Madrid: Campazzo (5), Abalde (5), Musa (26), Yabusele (10), Tavares (7) -quinteto titular-; Rudy (0), Rodríguez (3), Poirier (16), Llull (13), Hezonja (10), Causeur (4), Ndiaye (6).

Gran Canaria: Albicy (0), Kljajic (0), Brussino (3), Shurna (12), Pelos (9) -quinteto titular-; Bassas (6), Lammers (8), Happ (10), Salvó (9), Prkacin (4, Slaughter (5), Landesberg (4).

Parcial: 27-25, 19-13, 31-15 y 28-17.

Árbitros: Calatrava, Cortés y Sánchez Sixto.

Centro WiZink. 7.516 espectadores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.