domingo, mayo 26

Los Lakers de LeBron James y los Pacers de Tyrese Haliburton, en su primera final de Copa de la NBA | Baloncesto | Deportes

El equipo más laureado de la NBA contra otro que nunca ha ganado un título. Los Angeles Lakers del veterano LeBron James contra los Indiana Pacers de la estrella en ascenso Tyrese Haliburton. La final de la Copa NBA, el nuevo torneo de baloncesto profesional estadounidense, ya está lista y es una sorpresa. Al principio de la competición nadie habría apostado por una final como ésta, pero la copa es la copa, aunque sea la primera vez que se juega. Los playoffs a un solo partido en un campeonato tan competitivo se prestan a cualquier resultado. El disco del nuevo trofeo se presentará el sábado en Las Vegas.

Por el camino todos los favoritos se quedaron atrás. Los primeros en caer fueron los Denver Nuggets de Nikola Jokić, que ni siquiera pudieron pasar de la fase de grupos. Los Boston Celtics tropezaron en cuartos de final ante Indiana, que este jueves también derrotó a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo (128-119).

La Copa de la NBA vio crecer a una estrella. Tyrese Haliburton es el jugador más destacado del torneo hasta el momento. Desde que comenzó su carrera en la NBA, ha podido mantener una tasa de éxito promedio de más del 40% en tiros de 3 puntos y cerca del 50% en tiros de campo. Con 23 años y 1,96 metros de altura, el base ya fue el tercer mejor rookie en su temporada de debut, la 2020-2021, con los Sacramento Kings. En febrero de 2022 entró en un traspaso en el que Domantas Sabonis dejó los Pacers rumbo a California y acabó en Indiana. El año pasado fue su primera temporada completa y ya se había ganado un lugar en el All Star de Salt Lake City, tras mostrar una madurez impropia de su edad y un abanico de recursos difíciles de frenar. En los partidos contra Celtics y Bucks se impuso y los Pacers buscan el que podría ser su primer título.

Ante Boston logró el primer triple doble de su carrera con 26 puntos, 13 asistencias y 10 rebotes sin pérdidas de balón. Fue fundamental para la victoria de su equipo, como este jueves. Ante Milwaukee anotó 27 puntos, 15 asistencias y 7 rebotes. “Estamos jugando de la manera correcta y estamos sorprendiendo al mundo ahora mismo. Vamos a seguir haciéndolo”, dijo Haliburton después del partido.

Myles Turner agregó 26 puntos para Indiana, mientras que Obi Toppin agregó 14 con 6 de 8 tiros de campo. El equipo de Indiana se muestra desatado a la ofensiva toda la temporada, promediando 128,3 puntos y 132,6 en partidos de copa.

Giannis Antetokounmpo hizo todo lo que pudo y sumó 37 puntos y 10 rebotes para los Milwaukee Bucks. Damian Lillard añadió 24 puntos; Khris Middleton, de 20 años, y Brook López, de 18. Sin embargo, los reservas de Indiana superaron con creces a los de Milwaukee, sumando 43 puntos contra 13. «Nuestro banco realmente marcó la diferencia en el partido de hoy», dijo el entrenador de Indiana, Rick Carlisle. «Tenemos uno de los mejores bancos de la NBA, si no el mejor banco de la NBA», dijo Haliburton. “Somos un equipo muy profundo, con muchos jugadores diferentes que pueden contribuir. «Estoy seguro de que tenemos muchos muchachos con los que la gente no está muy familiarizada, pero estoy seguro de que lo estarán muy pronto», añadió.

La semifinal estuvo bastante igualada hasta el final. El primer cuarto terminó con Milwaukee ganando 27-29. En el segundo, los suplentes de Indiana tuvieron la tarea de cerrar la brecha con un parcial de 36-22. Los Bucks se recuperan en el tercer cuarto y se adelantan en el momento decisivo (91-94). Indiana salió fortalecido en el último cuarto, con un parcial de 14-8, y el acierto de Haliburton en los momentos clave consolidó y amplió esa ventaja a pesar de la impotencia de Antetokounmpo.

LeBron James (izquierda) y Anthony Davis de los Lakers durante el partido de semifinal contra los Pelicans.Kyle Terada (USA TODAY Sports vía Reuters Con)

Mientras tanto, la semifinal de la Conferencia Oeste tuvo mucha menos historia. Los Lakers actuales son un equipo desigual, pero, momentos absurdos aparte, son muy superiores a los Pelicans. El equipo de Nueva Orleans sólo aguantó en el primer cuarto (29-30 a su favor). En el segundo se hundieron (38-24) y en el tercero desaparecieron (43-17). Se llegó al último cuarto con ventaja de 110-71 a favor de los Lakers o, lo que es lo mismo, con la semifinal más que resuelta. Finalmente la brecha se amplió aún más, hasta 133-89 al final del partido.

Darvin Ham, el entrenador de los angelinos, decidió dar descanso a LeBron James, que se fue al banquillo con 30 puntos en apenas 23 minutos, y a Anthony Davis, que sumó 16 puntos y 15 rebotes en 31 minutos.

La NBA ha apostado fuerte por este nuevo formato de competición, similar a las tradicionales copas europeas, con una fuerte promoción, nuevos diseños de suelos de los estadios y la emoción de los playoffs a partido único. El nuevo torneo parece haber incrementado el rating televisivo en esta primera parte de la temporada.

Además del título, los jugadores del equipo campeón recibirán cada uno un premio de 500.000 dólares. Los subcampeones recibirán 200.000 dólares cada uno, mientras que los de los dos equipos perdedores en semifinales recibirán 100.000 dólares y los jugadores de los eliminados en cuartos de final recibirán 50.000 dólares. Este sábado también se elegirá al mejor jugador del torneo y al quinteto ideal. LeBron James y Tyrese Haliburton tienen muchos votos.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.