lunes, mayo 27

IBM se suma al desarrollo de inteligencia artificial nativa en español | Tecnología

El lenguaje es la herramienta más poderosa de la inteligencia humana. Permite la comunicación, la representación, la interpretación del entorno, la reflexión, la resolución de problemas y el desarrollo de conocimientos, además de ser un elemento de identidad cultural. Hasta el momento, la inteligencia artificial (IA) habla sus propios lenguajes de programación y, principalmente, el inglés, idioma predominante en el ámbito tecnológico. El resto de idiomas, en su mayoría, están traducidos, generando errores y limitaciones en los resultados. España quiere cubrir este vacío que afecta a 500 millones de hispanohablantes en el mundo y ya ha firmado un acuerdo con Microsoft para el desarrollo de inteligencia artificial nativa en español. Este viernes IBM se sumó a esta cruzada e incorpora a este avance sus plataformas de inteligencia artificial y supercomputación, que incluirán idiomas cooficiales y el desarrollo de nuevos materiales semiconductores.

No se trata sólo de que las aplicaciones conversacionales sean más precisas a la hora de interactuar con los hispanohablantes: la clave es que la inteligencia artificial, que permite, según Hazem Nabih, director de tecnología para Oriente Medio de Microsoft, “un aumento de la productividad en cualquier empresa entre 30% y 50%”, llega a todos los hispanohablantes (6% de la población mundial) sin dejar atrás a las pequeñas y medianas empresas ni a las personas con dominio limitado del inglés.

También es fundamental para lo que el ministro español de Transformación Digital, José Luis Escrivá, llama “soberanía tecnológica estratégica”, una independencia que considera “crucial para sectores críticos de la economía o la seguridad”. “La inteligencia artificial nos sitúa en el umbral de una nueva revolución industrial, con un impacto potencial muy significativo en términos de aumento de la productividad de un gran número de sectores económicos y mejora de los servicios públicos para nuestros ciudadanos”, afirmó el Ministro.

El acuerdo también fomentará la implementación de una administración digital efectiva que permita presentar su declaración o acceder a servicios en cualquier momento mediante la interacción con una máquina tanto de forma verbal como escrita. O por la integración de la inteligencia artificial en la sanidad, la educación e incluso la administración de justicia.

El 19 de febrero, Brad Smith, presidente de Microsoft, firmó un acuerdo con el gobierno español para colaborar en esta cruzada y cuadruplicar sus inversiones hasta superar los 1.800 millones de euros en dos años, la mayor de los 37 años de presencia de la agencia. España. Darío Gil, vicepresidente global de IBM y director de la división de investigación, firmó este viernes otro acuerdo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Escrivá para poner a disposición de la población su tecnología de programación, así como sus herramientas y servicios . este proyecto de infraestructura de IA.

IBM colaborará en el desarrollo de modelos de lenguajes grandes (LLM), como los que ahora utilizan ChapGPT (Open AI) o Gemini (Google), y modelos de lenguajes pequeños (SLM). Los primeros son complejos, utilizan más parámetros (billones) y son más difíciles y costosos de entrenar. Pero son fundamentales para el desarrollo de tareas complicadas que implican una salida creativa. Estos últimos, menos sofisticados, se utilizan para soluciones más simples y son fundamentales para precisar la eficacia de los motores de búsqueda, como Bert de Google, para las pequeñas y medianas empresas o para ampliar la comunidad de creadores y desarrolladores de inteligencia artificial.

El desarrollo de la inteligencia artificial en español entraña una dificultad por la diversidad de idiomas de sus 500 millones de usuarios. Darío Gil dice que están preparados: “No hay ningún problema. De la misma forma que existen modelos entrenados en diferentes idiomas, un modelo puede entrenarse en diferentes idiomas de un determinado idioma. La dificultad no está tanto en mezclar diferentes idiomas, sino en conseguir suficientes ejemplos de cada uno de esos idiomas para que todos estén representados por igual. En este sentido, la capacidad que hemos desarrollado en IBM para crear modelos a partir de una comunidad abierta es la mejor arma para garantizar el correcto desarrollo de ese modelo.»

El vicepresidente de IBM tampoco cree que la menguada presencia del español como lengua tecnológica suponga una dificultad adicional. “La tradición tecnológica -o falta de ella- de una determinada lengua, ya sea el español o cualquier otra, no es muy relevante a la hora de generar estos modelos. Lo importante es tener suficientes textos en ese idioma para entrenar el modelo y en español hay muchos. Y aquellos que nos faltan por adquirir conocimientos en una determinada lengua española u otra, podemos obtenerlos gracias al enfoque de comunidad abierta en el que se han comprometido el Gobierno español e IBM.

La “comunidad abierta” en la que insiste Darío Gil es una de las claves de la propuesta de IBM, que se centra en el desarrollo de programación compatible con tecnologías externas a la marca y accesible a cualquier miembro de la comunidad a la que se dirige. “Este esfuerzo colaborativo pretende beneficiar al sector público y a las pequeñas y medianas empresas”, explica la empresa. “Evidentemente será abierto”, confirma el director de investigación de IBM.

puedes seguir La tecnología de EL PAÍS En Facebook Y X o regístrate aquí para recibir el nuestro boletín semanal.