lunes, mayo 27

Julen Agirrezabala y 10 más del Athletic en la final de Copa | Fútbol | Deportes

El sábado en La Cartuja el portero del Athletic estará Julen Agirrezabala (San Sebastián, 23 años). Esta es la única decisión que Ernesto Valverde ya ha tomado respecto a la alineación, sobre la que no da pistas aunque tiene una idea aproximada de quién jugará contra el Mallorca. Julen, hijo de Juanjo Agirrezabala, vicepresidente del Parlamento Vasco por EH Bildu hace diez años, criado en Lezama, ha disputado esta temporada 750 minutos, habiendo disputado todos los partidos de Copa, y sólo uno de Liga, el último domingo. en el Bernabéu, de cara al Sevilla.

Agirrezabala tiene delante un muro llamado Unai Simón, titular en el campeonato y en la selección española, con el que difícilmente podrá jugar más, aunque subraya que «para jugar partidos como la final merece la pena». estar en el banquillo». A pesar de sus magníficas actuaciones, demostradas en los enfrentamientos ante el Atlético de Madrid en semifinales, hacerse un hueco en el equipo no es tarea fácil, por lo que de vez en cuando se abre en Bilbao un debate sobre la posible salida de alguno de los dos porteros. «La discusión sobre el gol no me viene mal, entiendo que la hay porque Unai es un gran portero, lo está demostrando y es el titular del equipo», afirma Julen, aunque afirma: «A pesar de tener Jugé unos minutos y me siento valorado».

Simón tampoco se siente tocado. “Sé que no participé directamente en la Copa, pero la competición entre Julen y yo nos hace mejores a los dos”, comenta, aunque confiesa que le hubiera gustado jugar la final: “Cada año que pasa y Yo no juego en la Copa la misma pregunta y siempre respondo lo mismo: lógicamente, claro que quiero jugar la Copa, nunca me veréis decir que no quiero jugarla, pero el responsable Aquí está Ernesto (Valverde). No hay manera de que no quiera jugarlo. Ojalá lo ganemos, aunque no juegue ningún minuto», y añade: «Julen juega muy bien, es un portero solvente. Cuando Ernesto lo use será porque confía en él. No creo que debamos pensar más en eso».

Agirrezabala tampoco tiene problemas para afrontar el partido más importante de su carrera. “Soporto bien la presión. Para un portero sobre el terreno de juego es importante transmitir calma y confianza, pero esa pizca de nerviosismo también es necesaria para mantener la concentración”, analiza.

Julen Agirrezabala empezó jugando en el Touring, el equipo de su ciudad natal, Errenteria. Los ojeadores del Antiguoko, equipo matriz del fútbol guipuzcoano, lo pusieron en el punto de mira y lo ficharon para el club en el que también jugaron, entre otros, Xabi Alonso, Iraola y Arteta. En aquella época, el equipo de San Sebastián militaba en la Real Sociedad, por lo que Julen acudió varias veces a los entrenamientos en Zubieta: estaba en categoría cadete, aún no era grande, era pequeño y delgado, y no atraía a los aficionados. Atención de los jugadores, técnicos realistas del equipo. Pero creció hasta 1,87m y el Athletic se interesó por él. Cuando la Real reaccionó ya había llegado a un compromiso con el club rojiblanco. En 2018 jugó en la cantera, al año siguiente en el Basconia, filial de Tercera División, y en la temporada 2020-2021 pasó al Bilbao Athletic. Con la marcha de Iago Herrerín, Julen ascendió al primer equipo y aprovechó las vacaciones que Marcelino García Toral le dio a Unai Simón, que había disputado el torneo olímpico de Tokio. Debutó en Primera División el 16 de agosto de 2021 ante el Elche (0-0). El domingo siguiente debutó en San Mamés ante el Barcelona (1-1).

Ahora tiene la final por delante y ya empieza a pensar en las consecuencias. “Ganar significaría mucho y poder dárselo a la afición sería algo increíble”, subraya. “Sabemos lo que representa el Athletic para la afición y lo que significaría ganar la Copa después de 40 años, pero los futbolistas tenemos que saber convivir con esto; En los últimos cinco años hemos llegado a tres finales y también hay que tenerlo en cuenta». Julen sueña con lo que sucederá sobre el césped de la Cartuja cuando comience el partido: “En partidos de este tipo todos los porteros nos ven haciendo un buen papel y siendo protagonistas”, afirma. Y afirma estar preparado para cualquier cosa, incluso ir a los penaltis. «En Primera División con el Athletic no me echaron ninguno, pero en cada entrenamiento intento prepararme para cuando llegue el momento», porque «cualquier forma es buena para ganar una final». Confía, sin embargo, en no tener que ponerse en esa situación: «Si damos el nivel que hemos mostrado hasta ahora, tenemos posibilidades de ganar el título en los noventa minutos de juego».

En cuanto al Mallorca, y a lo que se puede enfrentar, el portero del Athletic advierte que «es un rival muy físico y bien entrenado, fuerte en todo tipo de disputas». No cree que sea fácil conseguir el título, porque «han hecho una gran Copa, eliminando a equipos como el Girona o la Real Sociedad y será un partido muy duro».

En un vestuario donde predomina la juventud, aunque hay varios jugadores que superan la treintena y que se han encontrado en situaciones similares en varias ocasiones, Julen Agirrezabala se deja guiar por los consejos que le dan jugadores más experimentados como De Marcos, Raúl García, Williams o Muniain: “Me dicen que lo disfrute como si fuera un juego como los demás porque así se saca la mejor versión de cada persona”.

En La Cartuja estarán, por parte del Athletic, Julen Agirrezabala y otros 10. Mantener la portería a cero, como ya hizo en las dos semifinales ante el Atlético de Madrid, será fundamental para su equipo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_