domingo, mayo 26

La velocidad de Pedri | Deportes

En la era de Internet, los dispositivos electrónicos y la inteligencia artificial, las compras en las categorías inferiores del fútbol se siguen haciendo a la antigua usanza. Alguien ve a un joven futbolista con talento, saca su teléfono para avisar a un contacto de un club de nivel superior y ese club envía a una persona para ver cómo juega el potencial fichaje. Cuando el corresponsal comprueba que merece la pena, pone a prueba a la familia para conocer el tipo de ambiente y, finalmente, elabora un informe que avala -o no- al recién llegado. Así, el color de la historia dependerá del desempeño futuro de la joven promesa. No puede ser fácil tomar este tipo de decisiones –implican una inversión y el abandono de otras opciones– y, por cada éxito celebrado, cientos de carreras quedarán en el camino.

Hay, sin embargo, casos tan aparentemente claros que todos los implicados en el fichaje parecen conocer su destino desde el principio. La de Pedri González, jugador del Barcelona, ​​sería una de ellas. Pedri, por arte de magia (Al Poste) es el libro en el que el periodista Roger Sabatés Ortega describe el rápido camino que emprendió el centrocampista español hasta convertirse en un jugador de gran importancia para sus dos clubes: el porcentaje de victorias obtenidas en las dos temporadas anteriores de 84 a 44% dependiendo de si estaba en el campo, como en el caso de la selección nacional. «¿Quieres coleccionarlo ya?», preguntó sarcásticamente un exjugador de Las Palmas al saber que se escribiría un libro sobre Pedri, un joven de 21 años. Sabatés recurre al periodismo -con más de 20 fuentes- para componer una crónica atemporal de un hito en el que Pedri aceleró su carrera de forma fulgurante. Y todo empezó con una llamada telefónica.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.

Regístrate para continuar leyendo

Leer sin límites

_