jueves, junio 13

Roland Garros 2024: Carreño, ocho meses después y una paradoja: perder con alegría | Tenis | Deportes

El tenis, una suerte de constante en la guerra, ofrece ahora el regreso de Pablo Carreño, que ocho meses después de disputar su último partido y tras ser operado para solucionar un delicado problema en su codo derecho, saborea la derrota. Sí, derrota. “La sensación de estar feliz es un poco extraña, porque perdí, pero lo importante era terminar sin dolor. Sabíamos a dónde llegaríamos y cómo estábamos, y este es el camino a seguir: jugar los partidos, seguir adelante, volver a sentirnos tenistas y aceptar las circunstancias», dice ante los periodistas, tras caer en el primera ronda de Roland Garros ante el argentino Mariano Navone (5-7, 6-1, 6-3 y 6-0, en 2h 52min) y dar el primer paso hacia la normalidad, volver a ese difícil camino.

Carreño dice que la lluvia, la humedad y el peso del balón no contribuyeron, pero lo analiza con frialdad y desaparece feliz del área individual. Tiene una sonrisa en su rostro, no puede evitarlo. El proceso, destacó durante la conversación y el encuentro previo de hace dos días, requiere un reajuste progresivo, paso a paso, que debería culminar, si nada sale mal, con la llegada a los Juegos Olímpicos de París, dentro de dos meses. “Jugaré individuales (tiene ranking protegido, pese a la posición actual) y también me hace ilusión jugar dobles, pero todo depende de David (Ferrer), el capitán. Supongo que querrá ver cómo estoy y decidir”, continúa el español de 32 años.

Hace tres años, Carreño fue protagonista del gran campanazo de Tokio, donde le arrebató el bronce olímpico a Novak Djokovic. Luego, en 2022, ganó su primer Masters 1000 (Montreal). Pero a partir de ese momento le resultó difícil sacar a la cancha al dichoso «pronador redondo», el mismo músculo (antebrazo) que atormenta a su amigo Carlitos desde hace un par de meses. “Hablé con él sobre esto, pero no sé exactamente qué le pasa. “Debe ser similar, pero el mío está cerca de una cirugía de codo y el tuyo no. El médico me dijo que no me preocupara, que está a un centímetro y medio, como si estuviera muy lejos… (risas). Un centímetro y medio. Me pareció muy cercano, pero bueno…”, especifica en respuesta a la petición de este diario.

En su época, el gijonés, ahora en las catacumbas de la lista, 1.049º, sin jugar desde octubre (desafiador) y en el circuito ATP desde febrero de 2023—ya logró salir de un túnel más que considerable, cuando con sólo 21 años fue operado de una hernia discal en la espalda, superando una lesión que afectó seriamente su carrera en riesgo. Ahora parece volver a ver la luz, después de un año y medio de oscuridad. “Hubo momentos en los que me sentí más o menos bien, y obviamente estaba más feliz y tenía pensamientos más felices, y hubo momentos en los que no me gustó. Me molestó. Hace tres o cuatro semanas parecía que volvería a competir y volví a notar las molestias, y luego tuve pensamientos negativos un tanto autodestructivos, pensando que nunca me recuperaría, que cada vez que todo parecía estar bien, era algo sucede de nuevo. Pero bueno, estoy aquí. Esperemos que dure y suene», afirma.

Dice que lo más difícil fueron esos pequeños contratiempos. «La certeza de que las cosas no iban a salir 100 por ciento bien». A pesar de la tranquilidad que los médicos intentaron darle, su mente le jugó una mala pasada y empezó a sospechar. “Estuve mucho tiempo sin esa certeza de decir: aquí hago estas cosas que me dicen, tengo estas sensaciones y sigo adelante. O sea que hay muchas cosas que influyen, hay que tener mucho cuidado al cargar, sin prisas. Por suerte ahora me encuentro bien, pero no descarto jugar cuatro horas, despertarme y tener dolores o molestias. “Es parte del proceso, de la competición, que al final no es lo mismo que entrenar”, saludó el domingo. Y ahora, derrotado, pero como un niño con zapatos nuevos, parece feliz.

DJOKOVIC SERIO, MUY SERIO

CA | París

Al final de la jornada, Novak Djokovic certificó la victoria ante el local Pierre-Hugues Herbert (6-4 7-6(3) 6-4). Artesanía y seriedad, mucha seriedad del número uno en las horas bajas. En la próxima estación se cruzará con el español Roberto Carballés, superior a Constant Lestienne (6-3, 7-5, 4-6 y 6-2).

El serbio tendrá que llegar a la final del torneo para mantener el trono de la ATP. En caso contrario, el italiano Jannik Sinner -previsto para este miércoles junto a Richard Gasquet- le desbancará.

Jaume Munar venció en cambio a Roberto Bautista (6-1, 4-6, 6-4 y 6-1) y se enfrentará a Alex De Miñaur; Alejandro Davidovich, sin embargo, vence a Valentin Vacherot por 4-6, 6-2, 6-2 y 7-6(2) y se enfrentará a Casper Ruud; En el último minuto, Paula Badosa superó a Katie Boulter (4-6, 7-5 y 6-4) y se enfrentará a Yulia Putintseva; y poco antes lo solucionó Novak Djokovic: 6-4, 7-6(3) y 6-4 para Herbert.

Carlos Alcaraz se enfrentará en su lugar a Jesper de Jong (sobre las 14:00 horas, Eurosport). También jugarán Pedro Martínez (Andrey Rublev) y Cristina Bucsa (Elisabetta Cocciaretto).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook Y Xo regístrate aquí para recibirlo nuestro boletín semanal.